¡Fuera mancha maldita!

/ julio 9, 2019/ Uncategorized

Llega una edad en que no nos ponemos morenas, se nos juntan las manchas. Si a partir de los cuarenta no ves tu cara de diferentes colores en el espejo, no es que no tengas un problema de pigmentación, es que además de manchas tienes presbicia; y a eso o le pones cura o se te arruga el rabillo del ojo que es una barbaridad.

A mí el tema de las cremas blanqueadoras siempre me ha parecido muy políticamente incorrecto. En la India, las chicas las usan para aclararse el tono de la piel, porque nadie les explica que su color es precioso. Mi abuela decía que había que beber vinagre para estar más blanca, aunque nunca la vi hacerlo. A veces bebía orujo y se ponía colorada, pero ese ya es otro tema… El caso es que cualquier tono de piel es bonito, siempre que sea uniforme, pero cuando tu cara parece un test de Rorschach para daltónicos, ha llegado el momento de usar un producto antimanchas.

Yo desde que me dedico a esto he probado unos cuantos, caros, baratos, naturales, abrasivos… ¿Funcionan? Hasta cierto punto. Digamos que aclaran las manchas, pero no las quitan del todo y hay que tener mucho cuidado o vuelven a salir. Mi última adquisición es el Sesderma Pack. Personal Peel Program, un ‘autopeeling’, compuesto de unas toallitas exfoliantes y una crema selladora que termina de quitarte la capa manchada y descubre tu piel de bebé bajo los escombros.

Yo soy muy fan de las toallitas. Creo que desde la fregona, no se ha inventado nada más práctico en este país que las Comodynes. Así que de entrada el producto me gusta. y debo decir que después de tres ‘autosesiones’ noto mi piel más uniforme. El problema es que el pack solo trae cuatro toallitas y cuando se ha terminado el peeling aún te queda mucho sealing… Y yo pues no voy a tirar la crema… me la sigo poniendo en solitario, que algo hará… 

Pero para todas las que sois demasiado jóvenes para recordar a Ramón Sánchez Ocaña en Más vale prevenir ahí os dejo otra de las advertencias apocalípticas de mi abuela: ‘¡La piel tiene memoria!’ El sol de los veinte, serán cráteres lunares a los cuarenta. Protegeos ahora, nenas, si no queréis veros dentro de unos años frente al espejo gritando impotentes cual Lady Macbeths enloquecidas: ‘¡Fuera, mancha maldita!

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*